Diez meses de trabajo forzoso a un joven cubano por marchar en la calle el 11J

Un reportero de '14ymedio' filmó la detención violenta de Armando Sardiñas

Un manifestante es detenido por un policía y un agente de la Seguridad del Estado vestido de civil, este 11 de julio en La Habana. (14ymedio)
Momento en que Armando Sardiñas Figueredo es detenido por un policía y un agente de la Seguridad del Estado vestido de civil, el pasado 11 de julio en La Habana. (14ymedio)

La imagen de un joven reducido violentamente por un policía de civil a pocos metros del Capitolio de La Habana se ha convertido en una de las fotos icónicas de la represión contra los manifestantes el pasado 11 de julio. Ahora, el protagonista de la instantánea tomada por un reportero de 14ymedio enfrenta una sanción de diez meses de internamiento en un campo de trabajo correccional.

Armando Sardiñas Figueredo, de 20 años, compartió este lunes en su cuenta de Twitter el documento emitido por el Tribunal Supremo Popular (TSP) en el que se le informa que ha sido sancionado a "diez meses de privación de libertad subsidiado por trabajo correccional con internamiento", una condena que deberá purgar en el centro de La Lima, Guanabacoa.

"Nunca ofendí ni agredí a ningún oficial", asegura a este diario el joven, quien cuenta que nadie lo conminó a manifestarse aquel domingo, que se enteró de las protestas "por las redes", y que llegó en un rutero a la esquina del hotel Manzana de Gómez. Sardiñas narra que varios agentes de la Seguridad del Estado se dirigieron a él cuando se unió a la manifestación pacífica del Parque Central. Uno de ellos le intentó dar un golpe, pero Sardiñas lo esquivó, tras lo cual lo inmovilizaron, lo montaron en una patrulla y lo trasladaron a la unidad policial de Zanja.

"No sabía por qué me arrestaban, porque sabía que no estaba cometiendo ningún delito", dice el joven, que asegura que dentro de la celda había "unas 70 personas que seguían manifestándose"

Allí, lo metieron en un calabozo. "No sabía por qué me arrestaban, porque sabía que no estaba cometiendo ningún delito", dice el joven, que asegura que dentro de la celda había "unas 70 personas que seguían manifestándose".

Un oficial, narra Sardiñas, lo entrevistó unas dos horas después, "y prácticamente me obligó a firmar la orden de detención". La acusación: "desorden público". Pasó diez días encarcelado en 100 y Aldabó, La Habana, y, lamenta, a raíz del arresto perdió su trabajo.

El documento legal detalla que debe presentarse en el centro correccional el 7 de octubre próximo, so pena de que se le revoque la actual medida para pasar a cumplir su condena en una prisión regular. "Las labores que desarrollará" son principalmente en la agricultura, puntualiza el texto.

También recomienda que Sardiñas concurra al lugar con "toalla, sábana, un cubo, ropa" adecuada para la labor que realizará, además de otros productos de aseo personal, ya que "el centro no se los puede garantizar", aclara la información del TSP.

"Yo me voy a cumplir el día 7 una sanción injusta pero este no es el fin, solo es una muestra de que tienen que quitarse la venda de los ojos y ser realista", añadió en su cuenta de Twitter Sardiñas tras publicar el documento. "Vamos a ser realistas Cuba es una dictadura y los Derechos Humanos se violan y la libertad de expresión no se respeta".

El documento legal detalla que debe presentarse en el centro correccional el 7 de octubre próximo, so pena de que se le revoque la actual medida para pasar a cumplir su condena en una prisión regular

Las protestas del 11 de julio se iniciaron en San Antonio de los Baños, provincia de Artemisa. Luego de conocerse esta manifestación a través de videos que circularon como pólvora en las redes sociales, las calles de Cuba se convirtieron en un hervidero de personas y se sumaron protestas en Matanzas, Camagüey, Santiago de Cuba, Cienfuegos y La Habana. Gritos de "Cuba libre", "patria y vida" y "abajo la dictadura" resonaron a través de las calles más importantes del país.

Alrededor del Capitolio de La Habana, donde Sardiñas fue arrestado, se reunieron cientos de personas al grito de "libertad" y "patria y vida". Un reportero de 14ymedio tomó varios videos y fotos, uno de los cuales registra el momento en que Sardiñas fue arrestado violentamente por un policía de civil que lo atenaza por el cuello.

La imagen refleja la desmesurada represión contra los manifestantes que desplegó el Gobierno, especialmente después de que Miguel Díaz-Canel asegurara que la "orden de combate está dada" y que estaban dispuestos "a todo", unas palabras que desataron la violencia contra quienes protestaban.

Hasta el momento, el Gobierno cubano no ha reconocido cifras oficiales de detenidos, lesionados o fallecidos. Solamente admitió la muerte de una persona, Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años y residente en el municipio habanero de Arroyo Naranjo.

Junto a cientos de ciudadanos anónimos que salieron el 11 de julio se encuentran varias de las principales figuras de la disidencia cubana y terminaron igualmente detenidas. Entre ellas, el artista Luis Manuel Otero Alcántara, líder del Movimiento San Isidro; Félix Navarro, de la Mesa de Unidad de Acción Democrática, o José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba.

Según la lista que elaboran varias voluntarias bajo la coordinación del centro de asesoría jurídica Cubalex, de los más de 800 detenidos que han podido confirmarse de aquellas jornadas, en agosto continuaban en la cárcel 377, 10 de ellos en desaparición forzosa.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 77