Carta a un policía cubano

Cubano que vistes de policía, en la gran mayoría por un salario que te permita llevar un plato de comida a tu mesa, no hay ideología en tu quehacer. (14ymedio)
Cubano que vistes de policía, en la gran mayoría por un salario que te permita llevar un plato de comida a tu mesa, no hay ideología en tu quehacer. (14ymedio)

Cubano que vistes de policía, en la gran mayoría por un salario que te permita llevar un plato de comida a tu mesa, no hay ideología en tu quehacer; hay una necesidad suprema que te lleva a lucir un uniforme. Ese traje con que te vistes hoy pudo ser honroso, pero hoy no lo es.

Te invito a una reflexión: mira de qué lado te has puesto, del pueblo hambriento, que sufre y padece, que vive de cola en cola, cercenado de todo derecho, o de un grupito de delincuentes que se han apoderado del poder, para enriquecerse para vivir a costa de la explotación de todo un pueblo, al que tú perteneces.

Fíjate en el discurso, el de siempre, el que exige sacrificios y más sacrificios a ti, a los tuyos a todo el pueblo, pero ¿cuándo has visto tú a uno de estos miserables en una cola para comprar una mísera ración de pollo, o un poco de café? Te digo por qué: sencillamente porque ellos no son parte del pueblo, ellos son la escoria maldita que enluta a toda nuestra nación.

Y están en el poder porque tú eres cómplice de ese régimen. Ningún salario es digno si nos obliga a convertirnos en traidores. Ellos viajan y comen manjares, viven en mansiones, pasean en buenos autos y ¿sabes por qué?, porque te han convertido a ti, parte del pueblo que sufre, en un esbirro.

Mira de qué lado te has puesto, del pueblo hambriento, que sufre y padece, que vive de cola en cola, cercenado de todo derecho, o de un grupito de delincuentes que se han apoderado del poder, para enriquecerse para vivir a costa de la explotación de todo un pueblo, al que tú perteneces

Un esbirro es un traidor, un servil canalla que persigue, golpea, encarcela a sus propios hermanos, que miserable función la tuya, cuando todo un pueblo reniega de una ideología del odio, que solo nos ha traído división, miseria extrema, millones de cubanos dispersos por el mudo, hambre y desasosiego.

Eso defiendes tú, convirtiéndote en la peor manera de servir a tu pueblo, no te engaño, te has convertido en un canalla, en un traidor.

Los cubanos, los del exilio y los de adentro, te hacemos un vigoroso llamado a romper con la tiranía que nos ahoga, que nos humilla. Vale más el hambre que enlodarse con la traición.

La tiranía está por caer, es un momento crítico de nuestra historia es justo el momento de las grandes decisiones: o por Cuba o contra Cuba, decídelo tú.

Tendrás tu momento, ese místico momento de decirle a tus hijos, yo no mancillé tu apellido, yo estuve junto a mi pueblo, yo renegué de la tiranía y puse mi granito de dignidad hacia un nuevo futuro, sin comunismo, sin opresión, sin tiranos, sin miserables. Yo estuve entre los héroes.

Qué triste para los que se mantengan al lado de la opresión, que como Judas cambiaron el honor por un plato de lentejas, y como escoria tengan que decirles a sus hijos: sí, yo fui un cobarde hasta el último momento, sepultando la verdadera esencia de una actitud. La de traidor.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6